El Ayuntamiento ya ha reforestado la mitad de los parajes próximos a las radiales con más de 18.000 árboles

Los trabajos de reforestación de descampados y espacios aledaños a las vías M-30, M-40 y M-50 en los distritos de Hortaleza y Fuencarral-El Pardo avanzan a buen ritmo. Hoy, el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, acompañado del concejal del distrito de Fuencarral–El Pardo, Javier Ramírez, ha visitado la zona, que ya cuenta con algo más del 50 % de los ejemplares que contempla el plan: 18.375 de un total de 34.162. Estos árboles, que crecerán en los barrios de Valverde, Mirasierra, El Goloso, Valdefuentes, Montecarmelo, Las Tablas y Sanchinarro, estarán plantados antes de lo esperado. El proyecto estaba previsto para enero de 2021 y finalizará este 25 de noviembre debido a condiciones meteorológicas favorables y a la buena marcha del operativo. Al día se están plantando 600 ejemplares.

La zona está compuesta por 29 parcelas de 114 hectáreas de las que se repoblarán 102, el equivalente a casi toda la superficie de los jardines de El Buen Retiro. Las 12 hectáreas restantes están ya dotadas de áreas recreativas, un carril bici y arbolado con densidad adecuada.

En total y con una inversión con IVA de 290.000 euros, se contempla la plantación de especies como pino piñonero, encina, enebro de la miera y almez, con la que aumentará la masa arbórea, lo que conlleva un incremento de la biodiversidad y una mejora del paisaje.

Elección de especies en función del suelo y clima

Para el desarrollo de este proyecto, se ha analizado previamente el estado de las plantaciones realizadas con anterioridad y se ha establecido la división de los terrenos en tres zonas (A, B y C) en función de la vegetación. La elección de especies se ha hecho teniendo en cuenta las características fisiográficas del suelo, clima y vegetación circundante, así como que las condiciones climatológicas fueran similares en origen y destino.

La zona A está compuesta por vegetación herbácea con árboles dispersos, en la zona B existen pinos piñoneros en distintos estados de desarrollo y con distinta densidad y la zona C son espacios ajardinados con masas mixtas de tilo, pino, álamo, almez y otras especies y el estado de desarrollo es de árboles con diámetros entre 10 y 20 cm y alturas aproximadas de 1,5-2 metros. En las zonas A y B se están plantando pinos piñoneros y encinas para crear una masa mixta con diversidad florística. En la zona C, además, de esas dos especies, enebro de la miera y almez.

Las plantaciones van acompañadas de la colocación de tubos protectores para preservar a la planta en sus primeras edades, así como de posibles riesgos hasta que estén bien arraigadas.

El plan ordinario cuenta con más de 5.000 nuevas plantaciones

Además, como ya avanzó Carabante en la pasada comisión del ramo, entre diciembre de 2020 y marzo de 2021 se plantarán 5.217 nuevos árboles, 2.700 en las calles de Madrid y 2.500 en zonas verdes. Esta cifra podría crecer tras la revisión y validación por parte del personal técnico municipal. El número de los árboles a reponer se determina en función de las marras o plantaciones fallidas que no salieron adelante o por un menor número de talas en el año anterior. En 2019 se plantaron finalmente 5.596 árboles y en 2018, 6.455.

Este nuevo patrimonio arbóreo superará las 60 especies distintas entre las que destacan fresnos, robinias, sóforas, acacias, arces, manzanos ornamentales, almeces, paulonias, pinos, tilos o liquidámbar. De esta forma y con este amplio abanico de especies, el Ayuntamiento potencia el valor ornamental y paisajístico de la ciudad, además de fomentar la biodiversidad, un factor clave para asegurar su permanencia en caso de plagas o enfermedades graves.

Replantación extraordinaria de alcorques en cuatro distritos

Durante las próximas semanas también se retomarán las plantaciones de 2.300 árboles incluidas en el proyecto de replantación extraordinaria de alcorques en los distritos de Ciudad Lineal, Hortaleza, San Blas-Canillejas y Barajas que quedaron en suspenso con la llegada del calor. Una vez que el arbolado entra en parada vegetativa es el momento óptimo para reanudar la campaña. 

El Ayuntamiento aprovechó el verano para dejar preparados los alcorques, excavando como mínimo un metro cúbico de suelo que posteriormente se rellenará con sustrato orgánico de calidad. Todos cuentan con sistemas de drenaje sostenible para evitar el encharcamiento y favorecer el establecimiento del árbol.

Con esta plantación extraordinaria se repondrán, siempre que cumplan las condiciones de viabilidad, todos los árboles que fueron retirados por defectos estructurales y que suponían algún tipo de riesgo. La mayor parte de los ejemplares se  colocarán en alcorques viarios, aunque también hay unidades para alcorques corridos, terrizos y zonas ajardinadas. /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *