Alcalde retrasa despido de 22,000 empleados municipales a espera de lograr un préstamo de Albany

¿Cuál es la clave para evitar que 22,000 empleados municipales sean despedidos el próximo otoño? La respuesta es muy simple: Permitir que la Ciudad de Nueva York pueda obtener un préstamo de Albany para cubrir el hueco financiero creado por la crisis del coronavirus de más de $6 mil millones de dólares, y que está obligando a la Alcaldía a hacer drásticos recortes al presupuesto incluyendo el eliminar miles de puestos de trabajo.

Y a pesar que los despidos lucían como una realidad inevitable, sobre todo luego de los infructuosos esfuerzos de la Ciudad por lograr un nuevo paquete de ayuda fiscal del Gobierno Federal, este lunes el alcalde Bill de Blasio le dio una buena noticia a los trabajadores municipales, al anunciar que retrasaría la notificación de los despidos para permitir que los sindicatos tengan tiempo de hacer su trabajo de presionar a Albany para conseguir que se le otorgue a la Gran Manzana el poder de pedir prestado.

“Los aguantaremos, pero será (una decisión) en el día a día”, dijo De Blasio, agregando que se hará “un esfuerzo conjunto para hacer el trabajo de convencer a Albany de que los necesitamos”.

Pero los sindicatos no tendrán un tiempo ilimitado para lograr ese cometido, ya que el Alcalde recalcó que si no se obtiene ese préstamo de al menos $5 mil millones, los despidos serán inminentes. El total de empleados de las agencias municipales suma más de 333,822.

“Desafortunadamente, los avisos de despido están listos para ser impresos”, dijo De Blasio, refiriéndose a las cartas que se les envían a los trabajadores para indicarles con 30 días de antelación que serán despedidos.

1 de octubre era la fecha

Y es que precisamente la ‘congelación’ de los despidos se da a conocer un día antes de este martes 1 de septiembre, fecha en la cual estaba previsto que las notificaciones, conocidas popularmente como ‘pink slips’, llegaran a los empleados, avisándoles que el 1 de octubre sería su último día en su puesto de trabajo.

“Ese día será horrible para esta ciudad”, aseguró el mandatario, recalcando que “el tiempo sigue corriendo y no ha habido ninguna resolución”.

Los líderes sindicales instaron al alcalde De Blasio a posponer los recortes de empleos para permitir más tiempo para encontrar medidas alternativas de ahorro de costos.

El Alcalde anunció los recortes de personal el pasado 24 de junio, asegurando que eran necesarios para lograr $1,000 millones en ahorros necesarios para equilibrar el presupuesto, luego que la pandemia del coronavirus provocara que la Ciudad dejara de recibir miles de millones de dólares en ingresos por impuestos.

El Gobierno municipal ya está proyectando un agujero presupuestario de $6.6 mil millones para el año fiscal que comienza el 1 de julio de 2021.

Pero a pesar de este panorama negativo, hasta ahora los legisladores estatales han mostrado resistencia al plan del Alcalde de lograr un préstamo del Estado, luego que los esfuerzos de la Gran Manzana por conseguir otro paquete de estímulo fiscal federal no avanzaran en Washington.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *