El alcalde de San Cristóbal, Nelson Guillén, anunció el inicio de la primera etapa del drenaje pluvial de Madre Vieja Norte, lo que permitirá acabar con el problema de las innundaciones e impulsar el   desarrollo de ese laborioso sector.

La obra tendrá un costo inicial de 13 millones de pesos y beneficiará a más de 13mil residentes en la barriada.
 «Con la ejecución  de esta primera etapa vamos a resolver en un 80 por ciento los problemas de inundación, que es equivalente a mejorar la calidad de vida de la población», precisó el ejecutivo municipal en rueda de prensa, en presencia de los comunitarios de la zona, quienes manifestaron su satisfacción por la obra.
Se mostraron confiados en que será concluida dentro del tiempo establecido
Con los trabajos, las aguas pluviales serán conducidas hasta el río Nigua.
Iniciarán desde su empalme en la calle Pedro Antonio García, cerca de las instalaciones de producto del Tropico.
El alcalde informó que los propios dirigentes comunitarios se encargarán de la supervisión, a fin de garantizar su calidad.
Guillén explicó que aunque es una obra que corresponde al gobierno central, han decidido iniciarla, debido a que es un reclamo de muchos años de los residentes en la zona.
De acuerdo a lo estipulado, los trabajos consistirán en una línea principal en la calle Pedro Antonio García con tubería de 48 pulgadas y alimentadas por líneas de 30 y 24 pulgadas en las calles Hermanas Mirabal, Anacaona, Caonabo, Pípilo Díaz, Salomé Ureña, Andromeda, entre otras.